Home/BLOG/¿Cómo Ahorrar Energía en los Invernaderos? – Consejos para el Cultivo en Invernaderos

Cómo ahorrar energía en los invernaderos

El cultivo en invernaderos es una parte importante de la producción de alimentos. Permiten a los agricultores cultivar más cosechas por parcela, obtener productos de mayor calidad y cultivar frutas y verduras fuera de temporada.

Sin embargo, el cultivo en invernaderos, especialmente los modernos y tecnológicos, requiere mucha energía. Con la subida de los precios de la energía y la incertidumbre que rodea al mercado energético, es importante poder reducir el consumo de energía de los invernaderos. Entonces, ¿cómo se puede ahorrar energía de los invernaderos?
 

¿Por qué es importante ahorrar energía en los invernaderos?

Antes de adentrarnos en cómo ahorrar energía en los invernaderos, es importante entender por qué es crucial hacerlo.

Damos por sentado que los invernaderos comerciales son una realidad. Pero el hecho de que los cultivadores puedan invertir en estructuras de invernaderos, equipos y la energía necesaria para que todo funcione, depende de que sea un negocio rentable. Si el cultivo de alimentos dejara de ser rentable, los productores dejarían de hacerlo.

Mantener la rentabilidad de los productores

La producción de alimentos y otros cultivos es el medio de vida de comunidades enteras. Este medio de vida depende de los precios de la energía, que tienen un enorme impacto en la capacidad de los productores para obtener beneficios.

El aumento de los precios de la energía supone un grave problema para los productores a todos los niveles. En muchos lugares, los cultivadores ya han interrumpido la producción, ya que su negocio ha dejado de ser rentable debido a los altos costes de la energía.

Seguridad alimentaria

Uno de los mayores problemas que esto plantea es la seguridad alimentaria. Uno de los mayores problemas que esto plantea es la seguridad alimentaria. Cultivar localmente es una de las mejores maneras de garantizar el acceso a los alimentos a la población de un país o región.

Depender de fuentes de alimentación externas está bien hasta cierto punto. Pero en caso de escasez, crisis económica o guerra, muchas naciones pueden verse en apuros para conseguir productos. Este es un gran incentivo para que muchos países protejan sus sectores hortícolas. Muchos gobiernos ofrecen ayudas o subvenciones para tecnologías de ahorro energético en los invernaderos, con el fin de proteger su suministro de alimentos.
 

5 formas de ahorrar energía en los invernaderos

Afortunadamente, mejorar la eficiencia energética y reducir las necesidades energéticas del funcionamiento de los invernaderos es totalmente posible.

Hay numerosas cosas que los operadores de invernaderos pueden hacer para seguir creciendo, con un coste energético mucho menor.
 

  1. Mantener el invernadero cerrado y mejorar el aislamiento


Uno de los mayores gastos de energía en los invernaderos es la calefacción y/o la refrigeración. Gran parte de esto se debe a la pérdida de calor asociada a la ventilación o al mal aislamiento.

La retención del calor en el interior del invernadero tiene dos partes. La primera, es operar en un invernadero cerrado, evitando la ventilación en los momentos en que es ineficiente. El uso de equipos de conservación de energía, como las pantallas térmicas, puede aumentar aún más la capacidad de retener el calor en el interior.

Mantener el invernadero cerrado puede acarrear problemas como la alta humedad. Sin embargo, puede resolver este problema mediante una deshumidificación eficaz. Ampliaremos este tema en los siguientes consejos.

La segunda parte para retener el calor es mejorar el aislamiento. Lo primero que puedes hacer es arreglar cualquier fuga en la cubierta del invernadero. Otras formas de mejorar el aislamiento de los invernaderos son los burletes de las puertas, los respiraderos y las aberturas de los ventiladores, así como el papel de construcción con revestimiento de aluminio y los paneles aislantes.
 

  1. Utilizar iluminación de alta eficiencia


Muchos invernaderos utilizan luces de cultivo para alargar la duración del día, o para complementar durante los días nublados y lluviosos. El tipo de luces que utilices puede tener un gran impacto en la cantidad de energía que requiere tu invernadero.

El cambio a luces de cultivo eficientes, como las luces LED, puede ahorrar hasta un 40% de energía, en comparación con las luces CFL. Esta cifra puede llegar hasta el 90% si se compara con las bombillas incandescentes.
 

  1. Utilizar controles ambientales eficientes


Utilizar equipos eficientes para controlar el entorno es una de las formas más importantes de ahorrar energía en el invernadero. En esta sección, trataremos dos aspectos de la climatización: la calefacción/refrigeración y el control de la humedad.
 

3.1 Utilizar un sistema de calefacción eficiente

La mayoría de los invernaderos modernos utilizan sistemas de calefacción o refrigeración para controlar su temperatura y proporcionar las condiciones ideales para los cultivos.

Hay muchos tipos diferentes de sistemas de calefacción, que se basan en diversas tecnologías y fuentes de energía. Como cada invernadero es diferente, no existe una única solución de calefacción eficaz. Por ejemplo, algunos invernaderos pueden tener acceso a agua caliente, en cuyo caso el uso de tubos de calefacción puede ser lo más eficiente. Otros pueden sistemas HVAC para proporcionar la solución más completa tanto para la calefacción como para la refrigeración.

Por lo tanto, comparar la eficacia de diferentes sistemas y encontrar la solución adecuada para su situación, es el factor más importante.
 

3.2 Utilizar una deshumidificación eficaz y eficiente

Cultivar en un invernadero cerrado conlleva inevitablemente una elevada humedad. De hecho, la humedad es una de las principales razones por las que los cultivadores abren el invernadero en primer lugar.

Sin embargo, la tecnología de deshumidificación se ha vuelto extremadamente eficiente en los últimos años. La DG-12 de DryGair, por ejemplo, elimina unos 45 litros de agua del aire, por hora, funcionando con sólo 10 kW. Esto supone un índice de eficiencia de unos 4,5 litros por kWh.

El hecho de poder controlar la humedad de forma eficaz, sin mucha energía, hace que la ventilación sea muy poco eficiente. En lugar de liberar aire para lidiar con la humedad, los cultivadores pueden mantener el invernadero cerrado, creando niveles ideales de humedad relativa desde el interior.

Utilizar los deshumidificadores de esta manera puede ahorrar una media del 50% de los costes energéticos totales del invernadero. Esto hace que los deshumidificadores sean una de las formas más efectivas de ahorrar energía en los invernaderos.
 

  1. Incorporar la supervisión en tiempo real


Controlar el clima del invernadero puede ser complicado. Sin estar seguros de cuáles son las condiciones reales, el control del clima se convierte en un juego de adivinanzas.

Por supuesto, si no está seguro de las condiciones de su invernadero, no podrá optimizar sus protocolos de control ambiental. De este modo, los cultivadores acaban sobrecalentándose, haciendo funcionar en exceso los deshumidificadores, etc.

La supervisión en tiempo real le permite saber exactamente lo que está ocurriendo, lo que le permite reaccionar adecuadamente y con precisión. Así, podrá aplicar los controles que necesite, sin arriesgarse a que sean insuficientes, ni a invertir más energía de la necesaria como compensación excesiva.
 

  1. No descuide el mantenimiento


Una forma de garantizar que todo funcione de forma eficiente es realizar comprobaciones rutinarias de mantenimiento de los equipos y la maquinaria del invernadero. Un mantenimiento adecuado debe abarcar todo lo mencionado anteriormente, para garantizar que todo funcione sin problemas.

Para mantener la eficiencia de su invernadero y ahorrar energía, debe revisar anualmente las calderas, los sistemas de aire acondicionado, los deshumidificadores y las rejillas de ventilación.

También es una buena idea comprobar si hay fugas en el aislamiento, para garantizar que el invernadero retenga el calor de la forma más eficiente posible.

El mantenimiento es el pegamento que mantiene la eficiencia de su invernadero. Descuidar el cuidado de la maquinaria y los equipos provocará una disminución de la eficiencia, lo que en última instancia aumentará el consumo de energía.
 
DryGair fabrica los principales deshumidificadores para la horticultura comercial, proporcionando un ahorro energético del 50%, por término medio, en los cultivos de invernadero. No dude en ponerse en contacto con nosotros para obtener más información.